•octubre 31, 2008 • Dejar un comentario

RX

RX

Radiografia de Torax

Radiografia de Torax

SINDROME BRONQUIAL
OBSTRUCTIVO
(SBO)

Es un conjunto de manifestaciones clínicas determinadas por obstrucción de la vía respiratoria intratorácica en niños menores de 3 años de edad.

Los síntomas y signos fundamentales son: tos, espiración prolongada y sibilancias. Estos signos corresponden a una variedad de patologías respiratorias.

Un S.B.O. puede presentarse como episodio único, pero generalmente se presenta en episodios de duración variable, que se repiten. La presentación de más de tres episodios de obstrucción bronquial, que requieran tratamiento médico, se considera “Síndrome Bronquial Obstructivo Recidivante (SBOR)”.

Factores de riesgo de SBO: Se pueden clasificar en exógenos y endógenos.

1. Exógenos

• Exposición a infección viral (Virus Respiratorio Sincicial, Parainfluenza, Influenza, Adenovirus, Rinovirus).
• Nivel socioeconómico o cultural bajo
• Hacinamiento, asistencia a sala cuna
• Contaminación intradomiciliaria (tabaquismo pasivo; uso de parafina, carbón o leña)
• Contaminación atmosférica
• Lactancia materna insuficiente
• Temperatura ambiental baja

2. Endógenos

• Sexo masculino
• Características de la vía aérea del lactante (calibre más pequeño; hiperreactividad bronquial)
• Respuesta inmune alterada
• Antecedentes de prematuridad
• Antecedentes personales de atopia, alergia a proteínas alimentarias.
• Antecedentes de atopia (asma, dermatitis atopica, rinitis alérgica) en familiares de primer grado.

SBO agudo
Cuadro clínico:

Se caracteriza por tos, aumento del diámetro antero – posterior del tórax, hipersonoridad a la percusión, espiración prolongada y sibilancias.

Signos de dificultad respiratoria: quejido, polipnea, retracción costal, taquicardia. En los casos más severos se observa dificultad para alimentarse, cianosis y en los menores de 3 meses pueden presentarse episodios de apnea.

El primer episodio de obstrucción bronquial en un lactante desencadenado por una infección por VRS, por sus características anatomopatológicas, fisiopatológicas y clínicas, se denomina bronquiolitis. Otros virus respiratorios con menor frecuencia (20 %) pueden desencadenar un cuadro semejante.

TABLA 1
SCORE CLINICO MODIFICADO DE TAL Y COLS (MODIFICACIÓN NACIONAL) PARA EVALUACIÓN DE OBSTRUCCIÓN BRONQUIAL AGUDA EN NIÑOS PEQUEÑOS.

Tratamiento del SBO agudo:

• Broncodilatador: salbutamol

En un episodio obstructivo leve (Tal: 0 –5) administrar salbutamol en aerosol presurizado de dosis medida (MDI) con aerocámara, 2 “puff” c/ 4-6 horas por 7 días y control según necesidad.
En crisis obstructiva moderada o grave (score ≥ 6 ):

Administrar oxígeno con mascarilla o naricera. Objetivo: lograr una
SaO2 entre 94 y 95%.

Administrar salbutamol en aerosol presurizado con aerocámara, 2 “puff” (200 mcg) cada 10 minutos, hasta 5 veces, o en caso de requerimiento de oxígeno, nebulización de solución de salbutamol al 0,5% : 0,05 ml/Kg (0,25 mg / Kg ), diluido en suero fisiológico, hasta completar volumen de 4 ml : una nebulización cada 20 minutos hasta 3 veces. ( figuras N°1 y 2)

a) Técnica para la administración de salbutamol en aerosol presurizado de dosis medida con aerocámara:
• Aerocámara de 450 ml de volumen y 18 cm de longitud.
• Aplicar aerocámara sobre boca y nariz, con el niño sentado.
• Agitar el inhalador presurizado y usarlo en posición
• Administrar un “puff” y esperar 10 segundos sin retirar la aerocámara, para que el niño inhale el aerosol; intentar que el niño no llore.
• Esperar 3 minutos y aplicar un segundo “puff”.

b) Técnica para la administración de salbutamol mediante nebulización:
Nebulizador Hudson, con oxígeno a un flujo de 6 a 8 litros por minuto 4
(flujómetro).

• Salbutamol en solución 0,5%, dosis de 0,05 ml/Kg/dosis, con tope 1 ml, diluido en suero fisiológico hasta completar 4 ml.
• No usar agua destilada (riesgo de broncoconstricción)
• La nebulización no debe durar más de 10 minutos (cambios pH y osmolaridad). El excedente que quede en el nebulizador: se elimina.

Síndrome bronquial obstructivo recidivante (SBOR):
Las causas de SBOR en el niño menor, permiten distinguir tres grupos :

• Sibilancias asociadas a infección viral

• Asma Bronquial

• SBO secundario a otras etiologías

Sibilancias asociadas a infección viral: constituye el grupo más frecuente, alrededor de 2/3 de los lactantes sibilantes. Se trata de episodios de obstrucción, que se presentan en concomitancia con infecciones virales del tracto respiratorio, que tienden a desaparecer después de los 3 años de edad. El virus asociado más frecuente es el Sincicial Respiratorio (VRS), que causa aproximadamente el 50 % de los episodios de sibilancias. Fuera de la temporada epidémica de VRS, los Rinovirus son también causa importante; menos frecuentes: Parainfluenza 1,2,3; y Adenovirus.
Asma del lactante:
Aproximadamente 1/3 de los lactantes con episodios de sibilancias repetidas, continúan con ellos después de los 3 a 4 años de edad, correspondiendo a niños con manifestaciones precoces de Asma Bronquial. Esta forma de S.B.O. se asocia con antecedentes de atopia personal / familiar de primer grado (asma, rinitis alérgica, dermatitis atópica, urticaria), con niveles elevados de IgE sérica y con test cutáneos que generalmente se positivizan a los 4 – 5 años de edad. El inicio es indistinguible del grupo anterior, pero los antecedentes y la evolución clínica, permiten plantear el diagnóstico de Asma.

Síndrome Bronquial Obstructivo Secundario:

Aproximadamente un 10% de los niños pequeños con SBOR, tienen como causa alguna patología determinada, que debe tenerse presente en el diagnóstico diferencial para la iniciación de un tratamiento específico.

Clasificación del SBOR:

• La evaluación de la gravedad del paciente debe incluir la evolución en el tiempo, severidad de las crisis (consultas en servicios de urgencia, uso de esteroides sistémicos y hospitalización o ingreso a UTI), número de episodios, su duración y frecuencia; presencia de síntomas y signos en los intervalos intercríticos, presencia de síntomas nocturnos. Se debe considerar grave a todo lactante que haya requerido hospitalización en algún episodio.

La apreciación clínica de la severidad de un SBOR requiere de un período de observación mínimo de 3 meses.
El SBOR puede clasificarse como: leve, moderado o grave, pero se debe tener presente que incluso pacientes clasificados como SBOR leve pueden presentar una exacerbación grave. Dado la variación en el tiempo de la sintomatología, la clasificación es siempre dinámica.

• SBOR leve:

Exacerbaciones agudas de frecuencia menor de 1 vez/ mes, intensidad leve (Tal : 0 – 5), que no alteran la calidad de vida del paciente.

• SBOR moderado:

Exacerbaciones agudas más de 1 vez/ mes o sibilancias persistentes por 1 mes o más.
Exacerbaciones agudas de intensidad moderada.
Presencia de tos nocturna, con despertar ocasional, tos con llanto, risa o esfuerzo, sin antecedentes de dificultad en la alimentación.
Sin antecedentes de consultas en Servicio de Urgencia.
Antecedentes de uso de corticoides sistémicos, no más de 1 vez en los últimos 6 meses.

• SBOR severo:

Síntomas permanentes: presencia de tos y sibilancias casi todos los días.
Exacerbaciones agudas graves.
Tos nocturna con despertar frecuente.
Tos con el llanto, risa, alimentación o ejercicio.
Consultas frecuentes en Servicio de Urgencia.
Uso de corticoides sistémicos más de 2 veces en los últimos 6 meses.
Antecedente de más de 1 hospitalización por SBO.
Antecedente de hospitalización en UTI por SBO.

Diagnóstico diferencial:

En atención primaria todo niño con SBOR debe plantearse descartar causas específicas: SBOR secundario, por lo que se debe evaluar cuidadosamente la anamnesis y el examen físico y solicitar una radiografía de tórax Ap y lateral. Si la sospecha se mantiene, debe ser presentado al médico coordinador IRA.

Tratamiento del SBOR:
SBOR leve: debe efectuarse en el Nivel Primario

• Manejo ambiental estricto

• Exacerbación aguda: Salbutamol aerosol presurizado: 2 “puff” c/4-6 horas por 7 días.

• No requiere tratamiento medicamentoso de mantención.

• KTR en etapa de hipersecreción bronquial.

SBOR moderado y severo:

• Según evaluación de médico coordinador de IRA, derivación a nivel secundario.

• Médico IRA podrá iniciar estudio y tratamiento desde el nivel primario, según orientación etiológica (Tabla Nº 3).

• Registro (tarjetero de crónicos) para el control y entrega de medicamentos en nivel primario, siguiendo las pautas indicadas por especialista.

• Control debe realizarse en los niveles primario y secundario de atención:

SBOR moderado: control en nivel primario c/2 ó 3 meses
SBOR severo: control mensual en nivel primario.

CRITERIOS DE HOSPITALIZACION POR OBSTRUCCION AGUDA:

1. Apnea

2. Paciente con score ≥ 9; insuficiencia respiratoria global; compromiso de conciencia; convulsiones o sospecha de agotamiento.

3. Persistencia de obstrucción moderada , sin mejoría con tratamiento inicial ( 1 a 2 horas con esquema de urgencia indicado), particularmente en menores de 3 meses.

4. Consideraciones adversas del hogar: falta de accesibilidad a la atención médica en caso de agravamiento o sospecha de mal cumplimiento de las indicaciones.

TRATAMIENTO INTRAHOSPITALARIO :

1. Posición Fowler 30°
2. Hidratación adecuada, alimentación según tolerancia.
3. Oxigenoterapia para lograr una saturación mayor o igual a 94%.
4. Salbutamol en aerosol presurizado de dosis medida: 2 “puff” (200 mcg.) con aerocámara o nebulización con solución de salbutamol al 0,5% 0,5 ml. diluído en 3,5 ml. de suero fisiológico, con un flujo de oxígeno de 8 lt x´ durante 10 minutos, cada 4 –6 horas.
5. En el caso de SBO severo que no responde, considerar uso de corticoides (hidrocortisona 5 mg/Kg/dosis ev. controlar respuesta) Evaluación por especialista.
6. Kinesioterapia respiratoria en fase hipersecretora.
7. En caso de insuficiencia respiratoria a pesar de tratamiento, considerar traslado a UTI.

CONCLUSION

Dada la gran importancia epidemiológica que tienen en Chile el síndrome bronquial obstructivo y el asma bronquial, el salbutamol en aerosol es uno de los medicamentos más utilizados en niños y adultos. Durante los últimos años, se ha producido un fuerte incremento en el número de marcas comerciales de salbutamol genérico disponibles en nuestro país, por lo que se hace necesario conocer su equivalencia clínica y su seguridad, sobre todo teniendo en cuenta que gran parte de su administración se efectúa en niños menores de 2 años de edad, y que no hay antecedentes suficientes al respecto en la literatura internacional, donde la mayor parte de los estudios de equivalencia se refieren a análisis in vitro, donde se evalúa principalmente número de dosis y tamañode partículas mediante sistemas de impactación. Por otro lado, la necesidad de tener evidencias clínicas sobre el comportamiento de estos fármacos, ha hecho que nuestro país sea pionero en este tipo de investigaciones y que la experiencia chilena con el uso del salbutamol en aerosol presurizado en lactantes sea mayor que la de los países desarrollados

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.